BUSCAR PELÍCULA

carrusel

Helena de Troya (1956) HDtv




Título original
Helen of Troy
Año
Duración
118 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección
Guion
Hugh Gray, John Twist (Poemas: Homero)
Música
Max Steiner
Fotografía
Harry Stradling Sr.
Reparto
, , , ,, , , ,, 
Productora
Warner Bros.
Género
AventurasRomance | Antigua Grecia
Grupos
Adaptaciones de Homero 
Novedad
Sinopsis
La ciudad de Troya resulta un obstáculo para la expansión comercial de los estados griegos. Por esta razón, Príamo, rey de Troya, con el fin de preservar la paz, envía a su hijo, el príncipe Paris, a Micenas, a negociar con los reyes helenos. Pero Paris se enamora de Helena, la esposa de Menelao, rey de Micenas, y la rapta. Así estalla la guerra de Troya. 

9 comentarios:

  1. La fortificada ciudad de Troya se erige orgullosa de los otros reinos griegos, provocando la animadversión de éstos hacia el reinado de Priam (Sir Cedric Hardwicke), cuyo hijo el príncipe Paris (Jack Sernas) decide partir a Grecia en son de paz ante la oposición de sus hermanos Héctor (Harry Andrews), Aeneas (Ronald Lewis)y su hermana Cassandra (Janette Scott) que vaticina serios augurios en su destino. Durante el viaje, Paris naufraga hacia una playa donde es atendido nada más ni nada menos que por Helena (Rossana Podestà) esposa del rey Menelao (Niall McGinnis) y la esclava Andraste (Brigitte Bardot). Así comienza uno de los periplos más recordados en los pasajes de la “Ilíada” de Homero: el desencadenamiento del asedio y toma de la ciudad de Troya por el amor de una reina.

    Rodada en los enormes estudios romanos de Cineccità pero con presupuesto ampliamente norteamericano, Robert Wise acabó elaborando un “péplum” de tomo y lomo que sin caer en una excesiva duración, nos enfrasca en un relato clásico convertido en espectáculo; muy propio en el género durante la época en que empezaban a surgir productos más bíblicos como “Ben-Hur” (1959) de William Wyler” o “Los Diez mandamientos” (1960) de Cecil B. De Mille cargados de mensaje y moraleja.

    “Helena de Troya” simplemente entretiene y como historia de amor convence. Su repertorio, no muy conocido a excepción de la presencia del gran Sir Cedric Hardwicke, está a la altura de las expectativas. La presencia primeriza de una jovencísima Brigitte Bardot en el papel de esclava no pasa de la anécdota si tenemos en cuenta que tan solo contaba con veintidós inocentes añitos (igual que la edad de la Podestà aunque ésta tenía las de ganar por los pasadizos de la fama) y, como el resto del reparto, mayoritariamente europeo, cumplen con sus funciones en un proyecto que Wise apostó fuertemente pero que acabó siendo un trabajo del que no se le recordará.

    Crítica de: Natxo Borràs Centelles (Italia)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo21/7/19

    Hola Oscar, Jaime de México, esta película supera por mucho a la de Troya de Brad Pitt, tiene mas acción, mejores vestuarios, en general todo, solo que en cuestiones bélicas creo que si les fallo porque el uso de catapultas y torres fueron invento de la edad media, al menos que me equivoque, sin embargo es espectacular la película.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jaime, la versión moderna "Troya" está enfocada al personaje de "Aquiles" más que a la tierra Troyana, y la clásica se desarrolla en la ciudad de Troya, costumbres, política, guerra, etc...por cierto sobre las catapultas supuestamente se cree que la catapulta (katapeltikon) fue desarrollada alrededor del año 400 a de C. en la Ciudad griega de Siracusa, por ingenieros y artesanos en el reinado de Dionysius I. Las catapultas se mencionan en Atenas en el año 360 y 350 a. de C.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Esta película marcó mi adolescencia, no solo porque me pareció espectacular, sino también (y sobre todo) por la presencia de Rossana Podestá, quien encarnó en forma maravillosa a Helena. Recuerdo que tanto mis amigos como yo quedamos impactados ante la belleza de la protagonista. Con el paso del tiempo, esperábamos la Semana Santa pues sabíamos que la iban a proyectar por televisión y otra vez, quedábamos fascinados con Rossana-Helena. Además, la película es bastante entretenida. Gracias, Oscar por permitirme disfrutarla una vez más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sergio, que la disfrutes y buena sesión!

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Geacias Oscar esta pelicula la vi de un cine de verano creo que con 8 años y ya me encanto , por supuesto es mas creible que Troya.En aquellos tiempos no pudieron reunir los griegos tantos barcos y es mas fiel al relato de Homero que la segunda .Ha sido un buen recuerdo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mª Angeles, parece un péplum al más estilo Italiano pero americanizado...entretiene y vale la pena una revisión de vez en cuando...buena sesión!

      Saludos.

      Eliminar
  5. Gracias por la copia (muy buena, como es costumbre en esta página) de la película, que me ha llevado de nuevo a las matinées de mi infancia. Hasta coleccioné un álbum de cromos que se comercializó con el tema. Lo que no recordaba es la «overtura» con la música de Steiner. Vista hoy continúa siendo un espectáculo eficaz, bastante más cuidado que otros «históricos» y entretenido.
    Sólo dos detalles, a propósito de unos comentarios. La producción de «Los diez mandamientos» que se menciona se exhibió en 1956 (antes de la versión de «Ben-Hur» de Wyler), y fue la última de las películas que realizó Cecil B. DeMille (de hecho, esa fue la segunda vez que director filmó «Los diez mandamientos»: la primera, en 1923, fue muda). «La Ilíada», atribuida a Homero, no narra todos los hechos de la guerra de Troya (Ilión), sólo los que se centran en «la cólera de Aquiles», a partir de cuando, ya en el noveno año de la contienda, y para (según los sacerdotes) librarse de la peste que devastaba el campamento griego, Agamenón se ve obligado a devolver a la esclava Criseida a su padre troyano. En represalia, abusando de su posición, Agamenón ofende a Aquiles quitándole a otra esclava, Briseida, propiedad del héroe. La trama de «La Ilíada» sigue con la retirada de Aquiles del combate y las muertes de Patroclo, su amigo íntimo, y de Héctor, príncipe de Troya, y se termina cuando Aquiles, apiadado por el dolor del rey Príamo, le devuelve el cadáver profanado de su hijo. Después de esto, bastantes cosas más se supone transcurrieron hasta el final de la nunca comprobada «guerra de Troya». Pero no aparecen en el poema «La Ilíada».
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Los mensajes irrespetuosos de cualquier índole, serán eliminados!