BUSCAR PELÍCULA

carrusel

Yo acuso (1938) HDtv-Vose













Título original
J'accuse!
Año
Duración
125 min.
País
Francia Francia
Dirección
Guion
Abel Gance, Steve Passeur
Música
Henri Verdun
Fotografía
Roger Hubert
Reparto
Productora
Forrester-Parant Productions
Género
BélicoDramaTerrorCiencia ficción | RemakeI Guerra Mundial
Sinopsis
Dos hombres -uno casado y el otro, amante de la mujer del primero- coinciden en las trincheras durante la Primera Guerra Mundial y comparten los horrores de la batalla. Remake del propio Gance de una obra suya de 1919.

 

8 comentarios:

  1. Profundo antibélico francés realizado por Abel Gance, una sentida oda al pacifismo, un furibundo ataque a las Guerras y a su pestilencia, pero todo lo bueno que son sus 40minutos de inicio durante el final de la Gran Guerra queda infantilizado en un alargadísimo e histriónico devenir de situaciones que el tiempo ha dejado en simplistas y de un buenismo que entronca con lo optimista pueril. En 1919, el director francés Abel Gance lanzó su epopeya antiguerra 'J'accuse', después de haber luchado en los primeros días del conflicto, antes de ser declarado médicamente inadecuado, sabía de primera mano lo que era tener la muerte hurgando en sus costuras. Su película fue filmada durante los últimos días del conflicto en 1918; de hecho, muchos soldados que pronto se convertirán en forraje para el voraz conflicto de la molienda de carne actuaron como extras mientras estaban de permiso desde el frente de batalla. Este film de 1938 es una nueva versión de la película de 1919, también fue dirigida por Gance, añadiendo nuevo escenario, donde prima (y se le da demasiado metraje) a su lucha para evitar estallido de nuevo conflicto. La película comienza en los últimos días del conflicto, mientras que la primera película comenzó en los días previos a la guerra y el tema del triángulo amoroso de la película anterior es subtrama colateral que lastra. Esta versión se centra más en la inutilidad de la Gran Guerra y, lo que es más importante, lo poco que se ha aprendido de esa sangría masiva a medida que los beligerantes una vez más flexionan sus músculos. Fue estrenada en París el 22 de enero de 1938, menos de ocho meses antes de la declaración de la Segunda Guerra Mundial. "Yo acuso", epígrafe inspirado en el homónimo de Zola de la injusticia detrás del asunto Dreyfuss, film quizás impulsado por los vientos de guerra que auguraba otro gran conflicto sobre Europa, montado en la ola de obras como la también gala “La Gran Ilusión” (1937). Cinta de marcados tintes expresionistas, mezclados con ciencia ficción influenciados por el cine de terror, ello entrelazado a una edición que incrusta secuencias reales de batallas, enunciados ya de su incisivo arranque, mostrando las penurias de la vida en las trincheras, el hastío de los años de belicismo, el sinsentido de continuar peleando aún con el Armisticio ya proclamado, y tras esto el relato decae en el desequilibrio, metiéndonos un melodrama romántico chirriante espeso que nada suma, para desembocar en un clímax muy pasado de rosca en su utópico mensaje, donde nos hacen comulgar con ruedas de molino, con unas escenas sobreimpresionadas en algunos momentos bastante cutres (incluso en su momento), donde se pretende asustar al mundo con un ejército de zombis. Las ansias de impactar de Abel Gance chocan con un buenismo propio de una ingenuidad pura, e impropia de alguien con un mínimo mundo.

    Continua......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aquí no se puede opinar con plena libertad de expresión, el o los controladores del canal se molestan y siempre responden agresivamente cuando un comentario no les gusta, son muy sensibles.

      Eliminar
    2. Hola Xloe, gracias por tu comentario.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Una obra que cautiva en su primer tercio, con ese potente empiece en un escenario de guerra, un pueblo masacrado a bombas, y en una fuente de una plaza un crucifijo volcado (invertido) en una fuente donde una paloma blanca se hunde sin vida bajo el agua mugrienta, para luego pasar al día adía de un destacamento militar enfrascado en los últimos días de un conflicto que los ha destrozado anímicamente, pero siguen manteniendo dignidad, ensalzando la amistad y camaradería reinante, así como el despotismo de los altos mandos, en esto seguro que sirvió de influencia a Kubrick para su magna “Senderos de gloria”. Emitiendo este tercio un realismo y un calado emocional punzante.

    Pero como ya he dicho cuando acaba la Guerra la narración desbarra entre el melodrama impostado (no se sabe porque no dice a Edith la promesa que hizo a su marido), y que luego en triple salto mortal Jean Díaz se enrolle con la hija, resulta muy rebuscad y poco creíble. Ello mezclado con un invento “milagroso” que acabará con las guerras (¿?), y en el tramo final un viraje estrafalario mezclado con la demencia, con lo absurdo, con lo sobreactuado, alargado como la visita de los suegros, sin medida de síntesis, sintiéndose en su clímax del ejército de los muertos una especie de clase didáctica para niños de primaria por su buenismo (otra vez utilizo el palabro que mejor define a esta cinta y a su creador). A estos e suman unas actuaciones sobreactuadas hasta lo hiriente, empezando por un Jean Díaz que empieza biuen en su primer tercio, pero cuando termina la guerra se abraza al histrionismo desbocado.

    En el primer tercio, Gance repite su película de 1918 del mismo título, en el segundo tercio lleva la historia adelante, y el tercero final es otra cosa. Explorando el viejo campo de batalla de Verdun en una tormenta eléctrica, Franzen, veterano de la trinchera, experimenta una experiencia transformadora no especificada. Más tarde, con el conflicto mundial a punto de estallar de nuevo, invoca a los espíritus de los muertos en la guerra que, en un eco de la imagen anterior, se levantan y desfilan con reproche. Se convoca un "Consejo Universal", se cancela la guerra, los muertos vuelven a sus tumbas. Históricamente, estos pasajes son un complemento invaluable para Munich '38. Como cine, su absurdidad y vulgaridad inconscientes (veteranos desfigurados genuinos junto con extras en maquillaje de ghoul) los marcan como Gance puro.

    Crítica de: TOM REGAN almeria (España)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo27/2/22

    No había un resumen algo así como que es la historia de dos Adanes y una Eva que aparte de compartir babas comparten experiencias de guerra ������

    ResponderEliminar
  4. Película larga y pesada. Con más metraje propio de un documental que de un film. Las escenas de masas son pésimas y las de la guerra mejoran muy ligeramente. En conjunto me parece una decepción enorme y con sinceridad espero que haya aportado algo la paz mundial porque lo que es a la historia del cine.... Va a ser que no!

    ResponderEliminar
  5. ¿Alguien sabe por qué razón esta peli aparece al inicio del listado en la categoría "Ciencia Ficción"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mauanco, veo por tu comentario que la investigación exaustiva sobre este tema vital para el funcionamiento de la existencia humana a tenido su fruto, la respuesta es muy sencilla....me equivoqué al etiquetar la información de la película pero por suerte y gracias a tu concienzuda y aferrima determinación por aclarar este asunto peliagudo, he podido subsanar ese error. Por cierto cabe la posibilidad que me equivoque en otras ocasiones, espero que como ser humano no se me juzque con mucha severidad! (Mauanco, estoy siendo sarcastico y echando sentido del humor ácido...me parece estupendo tu comentario). Saludos

      Eliminar

Los mensajes irrespetuosos de cualquier índole, serán eliminados!