BUSCAR PELÍCULA

carrusel

El motín del Caine (1954) HDtv





















Título original
The Caine Mutiny
Año
Duración
124 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección
Guion
Stanley Roberts (Novela: Herman Wouk)
Música
Max Steiner
Fotografía
Franz Planer
Reparto
, , , , ,, , , , , ,, , , 
Productora
Columbia Pictures
Género
Aventuras | EjércitoAventuras marinasII Guerra Mundial
Sinopsis
El estricto capitán Queeg (Bogart), un hombre aquejado de agotamiento nervioso y fobias neuróticas, asume el mando del Caine, un dragaminas norteamericano cuya tripulación carece de disciplina. En contra de la opinión de los demás oficiales, introduce cambios y toma medidas tan arbitrarias que la tripulación empieza a considerarlo un neurótico peligroso. Durante una tempestad, Queeg pierde el control de la nave; entonces, el segundo oficial lo obliga a dejar el mando y lo releva. Este incidente dará lugar a un consejo de guerra.

1 comentario:

  1. Premios
    1954: 7 nominaciones al Oscar, incluyendo a la mejor película, actor (Bogart) y guión
    1954: Premios BAFTA: Nominada a mejor película y actor extranjero (José Ferrer)
    1954: Sindicato de Directores (DGA): Nominada a Mejor director
    1954: Círculo de críticos de Nueva York: Nominada a Mejor Actor (Bogart)

    Cuando vi por primera vez a Humphrey Bogart ante un consejo de guerra en el tribunal, jugueteando nerviosamente los balines entre sus manos, me impresionó. Y diferentes emociones llegaron a mí. Al ver su catarsis, sentí una especie de conmiseración hacia aquel hombre a punto de perder la razón. Pero también vi la fuerza de un hombre ante la adversidad en cumplimiento de su deber. A veces la sociedad es demasiado dura con alguien que raya en lo genial y la locura y el dictamen si estuvo bien o mal, es ambiguo. Muchas veces me he enfrentado a jefes neuróticos como el capitán Queeg y no es cosa fácil, relaciones en crisis. Solo queda admirar la actuación de un Bogart que me hizo recordar situaciones cotidianas de la vida en que la humanidad parece naufragar en sus miedos, aunque no sean capitanes de un dragaminas durante la segunda guerra mundial. Pues cada uno de nosotros ya tenemos nuestro “Pearl Harbor” dia a dia.

    Crítica de: RAMON ROCEL MEXICO (México)

    ResponderEliminar