BUSCAR PELÍCULA

carrusel

La extraña pasajera (1942) DVD





















Título original
Now, Voyager
Año
Duración
117 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección
Guion
Casey Robinson (Novela: Olive Higgins)
Música
Max Steiner
Fotografía
Sol Polito (B&W)
Reparto
, , , , ,, , , , 
Productora
Warner Bros. Productor: Hal B. Wallis
Género
DramaRomance | Drama románticoMelodrama
Sinopsis
Charlotte Vale (Bette Davis), una mujer de mediana edad que pertenece a una familia acomodada de Boston, vive reprimida y totalmente controlada por su dominante e insensible madre (Cooper). Gracias a la ayuda de un amable psiquiatra (Rains), Charlotte consigue recuperar la autoestima y superar sus miedos. Además, se vuelve mucho más extrovertida y empieza a sentirse incluso atractiva. Dispuesta a disfrutar de su nueva vida, hace un crucero por América del Sur y en el barco conocerá a un apuesto arquitecto (Heinrid) infelizmente casado. Fue nominada a tres Oscar (actriz principal, actriz secundaria y banda sonora). 

13 comentarios:

  1. Premios
    1942: Oscar: Mejor banda sonora (dramática). 3 nominaciones

    Adaptación de la novela de Olive Higgins Prouty, obtuvo el Oscar a la mejor música original y dos nominaciones. Fue producida por Hal B. Wallis, que en principio ofreció el papel estelar a Irene Dunne.

    La acción se desarrolla en Boston en 1940/41. Narra la historia de una mujer atormentada, Charlotte Vale (Bette Davis), de algo más de 40 años, que vive sometida a los caprichos de la madre, Henry Windle Vale, que la desprecia y se burla de ella. Sumida en una profunda tristeza, su hermana Lisa (Ilka Chase) la hace visitar por un psiquiatra, el Dr. Jaquith (Claude Rains), que le aconseja unas semanas de descanso en el Sanatorio Vermont. La película muestra los males que se derivan de las actitudes autoritarias, impositivas y opresivas de personas poderosas, como la madre, administradora de la fortuna familiar. Se exalta a Charlotte, que soporta más allá de su capacidad las burlas familiares y las afronta con decisión hasta superar sus angustias y temores. Repuesta, realiza un largo viaje, se abre al amor sin escrúpulos y sin infundados remordimientos. Su generosidad se revelará cuando conoce a una adolescente, de 12 años, que necesita afecto y atención. La obra es la historia de una mujer condenada, como muchas, a luchar con fiereza para conseguir independencia, libertad y maternidad. Son escenas emblemáticas la de Jerry encendiendo dos cigarrillos a la vez (tomada de una película de 1932), la lírica escena, sugerida con imágenes indirectas, de la noche de amor en un lugar de la selva brasileña, las burlas de que es objeto Charlotte cuando es requerida su presencia ante el Dr. Jaquith y la escena final, que concluye con la conocida expresión: "No pidamos la luna, porque tenemos las estrellas".

    La música incluye fragmentos orquestales, melodías latinas, clásicos como "Perfidia" y otros, que evocan un amor triste y aflijido. Suena con fuerza al principio y al final, mientras aparece y desaparece a lo largo del metraje. La fotografía ofrece una narración visual vibrante, que combina negros intensísimos, grises diversos y blancos brillantes. En varias ocasiones la acción tiene lugar fuera del campo de visión de la cámara (efecto Lubitsch). El vestuario de Charlotte es magnífico (el negro de la llegada del viaje y el blanco de la salida al concierto). El guión incluye diálogos impecables y personajes bien definidos. La intepretación de Davis es excelente y, aunque menos culminante que la de otras obras de los 40, es una de las cuatro o cinco mejores de su carrera. Gladys Cooper obtuvo una nominación al Oscar. La dirección del debutante Irving Rapper se ve enriquecida por la calidad de los recursos que maneja.

    La película es uno de los más renombrados melodramas románticos del cine americano de los 40. Exalta, como pocas obras de su tiempo, la mujer que lucha sola por su independencia y su libertad. El sacrificio por lealtad a un amor imposible, similar al de "Casablanca", responde a los gustos de la época y a las exigencias de la censura

    Crítica de: Miquel Palma (Mallorca) (España)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo17/12/18

    Hola Oscar,
    un drama casi perfecto, con una Bette Davis maravillosa. Además la historia misma es muy interesante desde el punto de vista psicológico, de cómo las interrelaciones humanas a veces pueden ser tan aniquilantes para los ninios, cuando éstos sienten no ser amados.
    y gracias a tí, por estar de nuevo con tan excelentes novedades.
    Malena

    ResponderEliminar
  3. Bette Davis... es una actríz Única e Irrepetible... sabe como imprimir carácter y elegancia a cada papel que hizo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lenry, simplemente la más grande!

      Saludos.

      Eliminar
  4. Que triste sentir que nadie te quiere y sin embargo eso hace que se aprecie mucho más el amor que se recibe. Como siempre Bette Davies está genial y sus oponentes brillan mucho menos que ella. En conjunto es un drama magnífico. Gracias de nuevo, Oscar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angels, que la disfrutes y buena sesión!

      Saludos.

      Eliminar
  5. Suban mas de Bette Davis. Pleace!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anthony, poco a poco se añaden mas películas... paciencia

      Saludos.

      Eliminar
  6. soberbio melodrama
    Imposible verla sin que al menos se te humedezcan los ojos.
    Bette Davis espléndida.
    Saludos
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepe, que la disfrutes y buena sesión.

      Saludos.

      Eliminar
  7. El melodrama es formidable en sus rasgos psicoanalíticos -por ejemplo el SUPERYO hipersevero que encarna la tiránica madre de Charlotte y que explica en buena medida por qué en tales casos el sometimiento a la humillación y al vejamen moral continuo por parte de la víctima llega a grados de masoquismo incomprensible. Por eso produce especial placer en el espectador la Liberación moral y conductual de Charlotte respecto de aquella madre desalmada y egoísta, al entrar en contacto íntimista y a la vez mundano a raíz de su viaje que, como una bocanada de aire fresco en su vida, le da la tónica sentimental y amorosa y fraternal con sus conocidos para de esa manera decidirla a tomar su vida y su destino en sus propias manos. Un gran ejercicio de mesura y equilibrio de parte del director y guionista para NO dañar el verosímil del filme a la hora de darle al HAPPY END del filme un toque entre realista y sin embargo creíble, de manera que no se convierta en el mismo recurso al facilismo bonachón y predecible de que tanto adolecen filmes romanticoides por el estilo. Gracias amigo OSCAR por seguir deleitándonos con tu preciosa voluntad de ofrecernos tales cintonones cinéticos...

    ResponderEliminar
  8. Buenas noches, solo decirte que el enlace no está activo. Muchísimas gracias por tu trabajo.

    ResponderEliminar
  9. No funciona el enlace

    ResponderEliminar