BUSCAR PELÍCULA

carrusel

El fantasma va al oeste (1936) DVD





















Título original
The Ghost Goes West
Año
Duración
95 min.
País
Reino Unido Reino Unido
Dirección
Guion
Geoffrey Keir, Robert E. Sherwood, René Clair (Historia: Eric Keown)
Música
Michael Spolianksi
Fotografía
Harold Rosson (B&W)
Reparto
, , , , ,
Productora
London Films. Productor: Alexander Korda
Género
FantásticoComediaTerror | FantasmasCasas encantadas
Sinopsis
La familia de un hombre de negocios lo convence para que compre un antiguo castillo en Escocia, lo desmonte pieza por pieza, lo traslade en barco hasta América y allí lo reconstruya de nuevo. Pero con el castillo viajará también un centenario fantasma que ha aterrorizado durante siglos a sus propietarios

1 comentario:

  1. Premios
    1936: Festival de Venecia: Nominada a la Copa Mussolini Mejor película extranjera
    1936: National Board of Review: Mejores películas extranjeras

    Producción de la London Films, dirigida por el francés René Clair. Se inspira en el relato breve "Sir Tristan Goes West", de Eric Keown. Se rodó en b/n en Denham Studio (Denham, RU), con un presupuesto relativamente elevado, el mayor del cine británico del año. Obtuvo una nominación en Venecia (director). El productor fue Alexander Korda.

    La acción tiene lugar en Escocia en los años 20/30 del XVIII y en Escoia y Florida (EEUU) en 1933/34. Narra la historia de Murdoch Glourie (Robert Donat), joven miembro de una familia prominente escocesa, enfrentada al clan de los MacClaggan, mujeriego, aficionado a la vida galante y con aversión por las armas y la guerra. Su muerte en un acto de cobardía hace que sea condenado a vagar como un fantasma por el castillo familiar hasta que consiga el restablecimiento del honor familiar. Unos 200 años más tarde, el heredero de la familia y del castillo, Donald Glourie (Robert Donat), acosado por las deudas, se ve obligado a vender la mansión a un empresario americano, Joe Martin (Eugene Palette), de cuya hija, Peggy (Jean Parker), se enamora.

    La película compara la vida idílica y romántica del XVIII, eminentemente agraria, con la agitada vida moderna, despersonalizada por el abandono del campo, la emergencia de las grandes urbes y el progreso industrial. Añade una sátira amable de la sociedad americana, dominada por el afán de lucro, la ignorancia histórica y la vulgaridad. La trama de comedia romántica y de humor se ve reforzada y ampliada con elementos de cine fantástico y de terror, a cargo del espectro de Murdoch en busca de su redención. La conjunción de sátira y humor convierte el film en un relato delicioso, de toques magistrales. Son escenas destacadas la del enamoramiento de Murdoch camino del campo de batalla, los últimos momentos del anciano Gavin Glourie (Morton Selten), el aborto del ataque de los MacClaggan contra los ingleses para enfrentarse a un Glourie, la elevación del precio de compra del castillo desde 2.300 libras hasta 125.000 y el baile de disfraces.

    La música, de Misha Spolianoski, incluye fragmentos románticos de piano y cuerdas, fanfarrias de marcha (viaje de las piezas del castilo a EEUU) y fragmentos que evocan expectación y temor. La fotografía resalta el atractivo de Jean Parker, el aplomo de R. Donat y el humor estilizado del film. Se beneficia de unos decorados notables, obra de Vincent Korda. Hace uso de maquetas y miniaturas. El vestuario de la protagonista está muy cuidado: destacan el vestido con margaritas y el de gasa blanca. El guión construye una historia sencilla, que aúna romance, fantasía, horror, humor y sátira. Las interpretaciones de Donat y Parker son excelentes. La dirección, pese a desacuerdos con el productor, realiza una obra notable, entretenida, grata y divertida.

    Primera película en inglés del realizador (de 37 años). Tras dirigir dos films en el RU, se traslada a EEUU a causa de la II GM.

    Crítica de: Miquel Palma (Mallorca) (España)

    ResponderEliminar