BUSCAR PELÍCULA

El cartero siempre llama dos veces (1946) HDtv



 










Título original
The Postman Always Rings Twice
Año
Duración
113 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección
Guion
Harry Ruskin, Niven Busch (Novela: James M. Cain)
Música
George Bassman
Fotografía
Sidney Wagner (B&W)
Reparto
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Género
Cine negroIntrigaDramaRomance | CrimenGran DepresiónAños 30Película de culto
Grupos
Adaptaciones de James M. Cain
Sinopsis
Durante la Gran Depresión de los años 30, Frank Chambers (John Garfield), un hombre que vaga sin rumbo, empieza a trabajar en un bar de carretera, regentado por un hombre mayor y por Cora (Lana Turner), su joven, bella e infeliz esposa. Pronto Frank y Cora comienzan a sentirse atraídos el uno por el otro.

4 comentarios:

  1. La pasión y el crimen siempre fueron buenos compañeros de viaje. Aquí, una parada obligatoria. Y es que el espectador pronto comprende la atracción, perdición y condena que puede suponer tener cerca a la irresistible Cora, una Lana Turner de blanco deslumbrante que envenena de obsesión. Obra maestra indiscutible del género, el cine negro alcanza una de sus cumbres con este absorbente ejercicio de suspense, en el que pocas veces una cámara de cine amó tanto el rostro de una mujer, belleza fatal hecha celuloide.
    Pablo Kurt: FilmAffinity

    ResponderEliminar
  2. La encuentro entretenida, aunque, la versión de Visconti (1943) me parece infinitamente superior. Lana Turner hermosa con su boina blanca inmaculada, que no la pierde ni ensucia pase lo que pase.
    Sobrevalorada, pero indispensable para cinéfilos.

    ResponderEliminar
  3. Obra maestra indiscutible del género, el cine negro alcanza una de sus cumbres con este absorbente ejercicio de suspense.
    La Turner compone una figura singular de mujer fatal, atractiva, seductora, manipuladora y perversa, que con el tiempo se ha convertido en una de las más conocidas y mejor recordadas del cine negro clásico.
    Ella, desbordante de hermosura.
    Saludos y gracias

    ResponderEliminar
  4. Gran película, excelente factura cinematográfica y poderoso guión creativamente explicitado. Tratándose de una película de los años cuarenta sorprende, aunque no demasiado, la fineza y elegancia de las actuaciones. A mi modo de ver superior en todo aspecto a la versión posterior de Jack Nicholson y Jessica Lange, que, como la mayoría de las producciones que trataban temáticas de amores pasionales en la década de los setenta y ochenta por ese afán indisimulado de 'superrealismo', cae en lo excesivo e intento de 'marcar época' con alguna innecesaria escenita cachonda, que de hecho la marcaría con esa 'performance' erótico-sexual escenificada en la cocina. Sin embargo, en esta primera versión se cuidaron bastante más las formas artísticas y todo el clímax del tremendo erotismo que flameaba entre los protagonistas, se dejó a la imaginación del espectador.
    Muchas gracias a Classicofilm!

    ResponderEliminar

Los mensajes irrespetuosos de cualquier índole, serán eliminados!