BUSCAR PELÍCULA

carrusel

Senda prohibida (1941) Mkv



 










Título original
Johnny Eager
Año
Duración
107 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección
Guion
John Lee Mahin, James Edward Grant
Música
Bronislau Kaper
Fotografía
Harold Rosson (B&W)
Reparto
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Género
Cine negro | CrimenMafiaMelodramaAmistadDrama romántico
Sinopsis
Johnny Eager (Taylor) es un gángster que, para no levantar sospechas, lleva una doble vida: finge que vive en una humilde casa con sus parientes, pero en secreto continúa siendo el rey del juego ilegal. Lisbeth (Turner) es una inocente chica que conoce a Johnny y se enamora de él.

1 comentario:

  1. Premios
    1942: Oscar: Mejor actor secundario (Van Heflin)

    No es fácil empezar elogiando el papel de Robert Taylor cuando quien destaca por encima de todos, Lana Turner incluida, es el mismísimo Van Heflin, que aparece desde el principio como mano derecha del protagonista para encauzar los hechos con sentencias y reflexiones siempre acertadas que le dan a la película algo especial. No quiero decir con ello que Johnny Eager quede al margen, el personaje que interpreta Taylor nos lleva de cabeza desde el primer minuto con las intenciones propias de todo gangster, con su mala leche, sus malas ideas y un escaso margen emocional que le vende carísimo a Lana Turner.

    Lo cierto es que yo me rindo ante propuestas de género tan ortodoxas y bien hechas, y es que siendo así no hay otra salida que disfrutar. Mervyn LeRoy nos ofrece un espectáculo que todo cinéfilo no debiera perderse nunca, a la altura de cualquier cara cortada o del mismísimo Cagney, presento mi más sincera reverencia a un tipo de cine repleto de acción y en el que no se pierde ni un minuto, no hay lugar para el relleno y todo fluye estrepitosamente a un ritmo enorme. La mala leche de Johnny Eager merecía que se respetase el título original, este "Senda prohibida" castellanizado no es más que otro ejemplo de incomprensible estupidez del distribuidor de entonces.

    Sobresale Van Heflin, lo repito de nuevo, pero es que el torbellino en el que se va convirtiendo la película, con un guión ejemplar, nos lleva de un lado a otro entre asesinatos, mentiras, partidas de póker, fiscales, mucho humo y tantas y tantas cosas comprimidas en una historia de cine negro clásico que recomiendo a gritos. Mirar atrás merece tanto la pena a menudo...

    Crítica de: Luisito Barcelona (Cuba)

    ResponderEliminar