BUSCAR PELÍCULA

carrusel

Hasta que las nubes pasen (1946) HDtv



 










Título original
Till the Clouds Roll By
Año
Duración
132 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección
Guion
Myles Connolly, Jean Holloway, George Wells. Historia: Guy Bolton
Música
Oscar Hammerstein
Fotografía
George J. Folsey, Harry Stradling Sr.
Reparto
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Género
Musical | Biográfico
Sinopsis
Biografía del compositor Jerome Kern, pionero de Broadway, en la que participan muchas estrellas de la Metro-Goldwyn-Mayer.

1 comentario:

  1. Esta producción de Arthur Freed pertenece a un tipo de musicales que nos transportan en el tiempo por muchas razones, y una de las fundamentales es la concepción casi imperial del estrellato con que está diseñada. Casi todos los nombres importantes de la Metro relacionados con el musical tienen su aparición más o menos meteórica, a modo de un especial de televisión de hoy en día, aunque los actuales famosos son simples mortales comparados con estos. La excusa argumental es la entonces tan de moda recreación, superficial y falta de todo rigor, de la vida de un personaje importante, en este caso el compositor Jerome Kern, que aporta las canciones. El número más interesante es el Look for the silver linning, que una Judy Garland en plenitud canta rodeada de platos y con la cara manchada como una cenicienta. Es también interesante el compendio de la opereta Magnolia (Showboat) que abre el film, con la deliciosa Lena Horne, Kathryn Grayson, Virgina O’Brian y Tony Martin. Asoma momentáneamente una joven Cyd Charisse y también aparece en una recreación del music hall inglés de principios de siglo una casi irreconocible Angela Lansbury. Tienen un número movido Lucille Bremer y Van Johnson a cuenta del dinámico I won’t dance; June Allyson enseña en un par de canciones su voz rasposa y su sonrisa eterna; a Dinah Shore apenas le toca media canción; y un juvenil Frank Sinatra es la guinda de un apoteósico final en el que algunas de las estrellas aparecen en el más rimbombante de los escenarios imaginables, colocados uno sobre otro formando en pirámide, como en el retablo de una catedral, cantando cada uno un fragmento de alguna canción del homenajeado Kern. Decir “esto es Hollywood” nunca estuvo tan justificado.

    Crítica de: Capitan Ahab Madrid (España)

    ResponderEliminar